¿Por qué los gatos muerden después de lamer?

A muchos dueños de gatos les ha pasado que, después de acariciar o jugar con su gato, el gato lame su mano o brazo y luego muerde. Esto puede ser desconcertante y doloroso, pero en realidad es una forma de comunicación natural para los gatos.

Los gatos utilizan la lamida como una forma de comunicación. Para los gatos, lamer es una forma de mostrar afecto y de marcar a su dueño como parte de su grupo social. Los gatos también usan la lengua para limpiarse y para acicalarse entre sí. Es una forma natural de expresión y de comunicación en su mundo felino.

Sin embargo, a veces los gatos también muerden después de lamer. Esto puede deberse a varias razones, y es importante entenderlas para evitar que esto suceda en el futuro.

La lamida como forma de comunicación felina

Una de las razones más comunes por las que los gatos muerden después de lamer es por exceso de estimulación. Los gatos tienen un umbral de estimulación diferente al de los humanos, y pueden sentirse abrumados por el contacto físico. Si el gato está acostumbrado a un cierto nivel de contacto físico, pero luego se siente abrumado, puede responder con una mordida como forma de decir «ya es suficiente». Por lo tanto, es importante respetar los límites de tu gato y no excederlos.

Otra razón por la que los gatos pueden morder después de lamer es por juego. Para los gatos, el juego es una forma natural de aprendizaje y desarrollo. A menudo, los gatos muerden durante el juego para simular una lucha. Si tu gato te lame y luego muerde, es posible que esté tratando de iniciar un juego. En este caso, es importante asegurarse de tener juguetes adecuados para jugar con tu gato y no usar tus manos o pies como juguetes.

También es posible que tu gato muerda después de lamer debido a una experiencia negativa anterior. Si tu gato ha sido maltratado o ha tenido una experiencia traumática en el pasado, puede ser que se sienta inseguro y reaccione con una mordida por miedo. En este caso, es importante darle a tu gato tiempo y espacio para que se sienta cómodo y seguro contigo.

Razas de gatos más propensas a morder

Finalmente, algunas razas de gatos son más propensas a morder que otras. Por ejemplo, los gatos siameses son conocidos por ser más vocales y por morder con más frecuencia que otras razas. Si tienes un gato de esta raza o de otra raza propensa a la mordedura, es importante conocer su comportamiento y tener precaución.

En conclusión, los gatos muerden después de lamer por diferentes razones. Puede ser por exceso de estimulación, juego, una experiencia negativa anterior, o simplemente por la personalidad de tu gato. Siempre es importante respetar los límites de tu gato y asegurarse de tener juguetes adecuados para jugar con él. Si tu gato te muerde con frecuencia, es recomendable acudir a un veterinario o a un entrenador de gatos para obtener más consejos y recomendaciones.


Tenemos más contenido para ti: visita el blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *